Suplementación como factor determinante en la calidad de vida.


Por G. F. Bougain.

Definiendo “Suplementos Nutricionales”.

Un suplemento es, por definición, algo que acompaña otra cosa esencial, aunque en algunos casos los suplementos pueden por sí mismos ser una parte esencial de un régimen de nutrición saludable.
La FDA (Food And Drug Administration, Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) define los suplementos nutricionales como “productos consumidos de manera oral para suplementar una dieta saludable”.
Según esta definición, el objetivo principal de la suplementación es proveer nutrientes para completar una dieta saludable. Sin embargo, los suplementos nutricionales no la reemplazan, y ésta sigue siendo la mejor manera de prevenir riesgos de enfermedades y de proveer los nutrientes esenciales.
No obstante, no debe confundirse a la utilización de suplementos con dopaje o dóping. Dentro de las sustancias que aumentan el rendimiento físico se encuentran dos categorías: las que lo aumentan sin riesgos para la salud, y las que lo hacen en detrimento de la salud del individuo que las consume. En la primera categoría se ubica a la suplementación y en la segunda al dóping. Los efectos colaterales de estos últimos pueden resultar en serias alteraciones del metabolismo o aún en muerte. A manera de ejemplo, la suplementación basada en hormonas sintéticas (anabolizantes esteroides) o capaz de afectar el sistema nervioso central, está prohibida.
Sin embargo hay una tercera categoría en la que ubicamos a las sustancias que sólo en determinadas cantidades aumentan el rendimiento físico con perjuicio para la salud, como la cafeína.
El Comité Olímpico Internacional y los organismos responsables de los deportes de cada país son los encargados de regular las normativas con las que se decide en qué categoría se ubican las distintas sustancias.

Suplementos Nutricionales es un término amplio para un rango de productos que incluye:
– aminoácidos.
– enzimas.
– suplementos herbales.
– suplementos metabólicos.
– suplementos minerales.
– suplementos vitamínicos.
Se expenden bajo distintas formas dependiendo de los ingredientes y la naturaleza de los suplementos. Pueden ser presentados en cápsulas, concentrados, barras, extractos, líquidos, polvos, gel y tabletas.

Razones de su uso masivo.

Los suplementos nutricionales son cada vez más populares para llevar una vida saludable. Motivada por un aumento en el interés por el cuidado de la salud personal, la nutrición y la dieta, la venta de los suplementos facturan sólo en los Estados Unidos más de 56 billones de dólares anuales.
La población en la mayoría de los países industrializados está envejeciendo. Con este envejecimiento, los individuos focalizan cada vez más en una nutrición saludable y en la prevención de enfermedades. Estos individuos ven a los suplementos como una manera tan conveniente como efectiva para mantenerse saludables y para mantener bajos los costos médicos.
Otros individuos usan los suplementos porque consideran que sus dietas son inadecuadas. En la cultura actual, de ritmo vertiginoso, los alimentos empaquetados y la comida altamente procesada (fast food) usualmente dominan las dietas y no proveen los nutrientes suficientes. Los suplementos ayudan a llenar estos “huecos” nutricionales.
También existen razones médicas para su utilización:
– en mujeres embarazadas, un aporte adicional de ácido fólico es necesario aún en un régimen de nutrición saludable.
– el stress proveniente de las tareas diarias o de la práctica de deportes reduce los niveles de concentración de nutrientes que deberían estar presentes en el organismo.
Balancear la dieta es de vital importancia para la salud, pero el hecho de hacerlo realidad es muchas veces complicado. Los alimentos producidos en masa son generalmente
altamente procesados, perdiéndose nutrientes esenciales en el procesamiento. Las modernas técnicas agrícolas para generar el mejor producto posible puede significar que aún los alimentos frescos pueden no contener todas las vitaminas y minerales que deberían. Agreguémosle a esto el tiempo requerido para preparar los alimentos: puede ser un contratiempo obtener los nutrientes que el organismo necesita.
Esto no significa, por supuesto, que se debe descartar la idea de alimentarnos bien. Aún con los desafíos mencionados, una dieta balanceada sigue siendo la mejor manera de mantenerse saludable con un peso y una composición corporal apropiados. Los suplementos nutricionales no reeplazarán una dieta balanceada, pero la complementará con las vitaminas y los minerales que la dieta no provea.

Usos de los suplementos nutricionales.

La suplementación tiene una serie de usos en la búsqueda de la calidad de vida a través de una nutrición saludable:
– provee nutrientes faltantes en las dietas.
– provee nutrientes extra en períodos de extrema necesidad como el embarazo o picos de stress.
– mejora el rendimiento físico.
– ayuda a aumentar la masa muscular.
– ayudaa acelarar la pérdida de tejido adiposo.
– contribuye con los programas de salud preventivos.

Efectos de la suplementación en la salud.

Existen muchas evidencias que indican que algunos suplementos podrían reducir la probabilidad de la aparición de la osteoporosis, algunos desórdenes en la visión, enfermedades cardíacas y aún algunos tipos de cáncer. A medida que las investigaciones científicas continúen examinando y definiendo el rol que los nutrientes y la dieta balanceada juegan en la salud de los individuos, la importancia de la suplementación se incrementará.
De todas formas, antes de comenzar con una nueva dieta y un régimen de suplementación, es necesaria la entrevista con el profesional del cuidado de la salud.

Efectos colaterales en la salud.

La mayoría de los suplementos nutricionales tiene casi nulos efectos colaterales y pueden ser tomados libremente, pero deben ser tratados con la misma precaución que los medicamentos convencionales. El uso de suplementos para tratar algunas dolencias tiene ciertamente alguna validez, pero nunca deben ser usados para tratar condiciones de salud de seriedad.

Los suplementos y la medicina alternativa.

No es posible afirmar que con los suplementos podemos tratar o curar problemas de salud, pero ciertas condiciones parecen responder de manera positiva a suplementos, incluyendo alergias, insomnio, fatiga, problemas digestivos y problemas respiratorios. La efectividad de los suplementos como tratamientos de salud varían con cada individuo y las investigaciones científicas todavía no han logrado verificar sus cualidades medicinales.

Control de los suplementos nutricionales.

En los Estados Unidos, la fabricación de los suplementos nutricionales y dietéticos están bajo un distinto control por parte de la FDA que los alimentos y los medicamentos. Con la promulgación de la legislación acerca de la suplementación, en 1994, se decidió que los fabricantes de suplementos nutricionales son legalmente responsables de la seguridad de los suplementos antes de su llegada al mercado, por lo que no es necesaria la aprobación de la FDA para su marketing. Los fabricantes son también reaponsables de que las etiquetas reflejen realmente lo que el producto contiene. Si la empresa manufacturera provee información errónea o expende un producto que no es seguro, la FDA es la reponsable de tomar medidas contra ella.

Los suplementos y su relación con los medicamentos convencionales.

Los suplementos nutricionales pueden interactuar con los medicamentos. Muchos suplementos nutricionales se expenden como completamente naturales. Se tiende a pensar que “natural” es lo mismo que “seguro”, en especial cuando la nutrición, la dieta y la salud están involucradas. Este puede ser un peligroso malentendido, especialmente al considerar las dosis y las interacciones con productos farmacéuticos.
Si bien la suplementación puede ejercer efectos poderosos sobre la salud, actúa más lentamente que los medicamentos. Estos efectos no siempre son positivos: algunas veces los suplementos incluyen ingredientes que siendo esenciales para una dieta saludable, pueden ser tóxicos si son consumidos en grandes dosis.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: